sábado, 10 de noviembre de 2012

La columna de Trajano (Roma).

Es una de las obras mejor conservadas en Roma. Se ha perdido la colosal estatua de bronce del emperador, que estaba ubicada donde se erige hoy la estatua de San Pedro, colocada allí en el siglo XVI.

Se trata de un relieve en espiral de más de 200 mt y 2500 figuras que narra las campañas en la Dacia, un territorio entre la Rumanía y la Moldavia actual, del emperador Trajano. La columna mide 38 mt de altura y está compuesta por 18 tambores de mármol. En su interior se desarrolla una escalera que conduce hasta la cima (185 escalones). La columna se levanta sobre un pedestal cúbico, abundantemente decorado. según documentos escritos, sabemos que fue erigida el 18 de mayo del 113 d. C.

Los relieves narran las dos guerras en la Dacia (entre los años 101 y 106 d. C.). El hilo conductor es la figura de Trajano, que aparece repetidamente con indumentarias diferentes según los hechos: arengas, ceremonias religiosas, acciones militares... La narración salpicada de elementos simbólicos, como el buey, el ciervo y el jabalí (la paz) y elementos míticos como el padre Danubio, finaliza con escenas de la rendición de los supervivientes.

Los relieves, de tendencia plana, estaban ricamente policromados. Los elementos arquitectónicos y paisajísticos son representados en menores dimensiones que los personajes, y el tamaño de estos dependerá de su grado de poder, destacando la figura del emperador Trajano.