domingo, 19 de febrero de 2012

La Última Cena (Leonardo da Vinci)

En "La Última Cena", Leonardo escenificó el momento según se narra en el Nuevo Testamento, en que Jesús hizo saber a sus discípulos que había un traidor entre ellos: "En verdad os digo que uno de vosotros me va a entregar. Ellos se entristecieron y empezaron a preguntarle: ¿Acaso soy yo, Señor?".

También se hace referencia a la institución de la Eucaristía que realizó aquella misma noche, pues los brazos extendidos de Jesús atraen la mirada del espectador hacia la copa de vino y el pan que tiene ante él.

En la figura central de Cristo, realzada por el luminoso paisaje del fondo, confluyen todas las líneas de fuga de la composición. Los apóstoles se disponen en grupos de a tres y se relacionan entre si mediante gestos que expresan el asombro y la indignación. Jesús es el único que conserva la calma. El personaje de Judas, a la izquierda de Cristo, que se aparta de él de manera manifiesta, es francamente reconocible.

Leonardo ideó una técnica novedosa de pintura mural para poder realizar retoques en el fresco durante un tiempo más prolongado; pero la pintura resultó menos resistente, lo que unido a la mala conservación, explican el mal estado de esta obra. Este fresco fue considerado como la más perfecta plasmación de la "Última Cena", por lo que influyó en todas las representaciones posteriores de este tema.
  • Autor: Leonardo da Vinci.
  • Cronología: 1495-1498.
  • Estilo: Renacimiento (Cinquecento).
  • Técnica: fresco.
  • Soporte: muro (4,20 x 9,10 mt.).
  • Localización: Convento Dominico de Sta. María de Gracia (Milán).
  • Visita virtual.

No hay comentarios: